Entradas populares

domingo, 19 de junio de 2011

GUSTAVO AGUIRRE MORALES PSICOLOGIA UNAM IZTACALA

Cada una de las diferentes perspectivas teóricas que se mencionan a continuación son importantes, toda vez que cada una de ellas estudia una pieza crítica del misterio de la conducta anormal. En el estudio y análisis de estas perspectivas, se espera poder encontrar la relación que existe y como se combinan las variables biológicas, psicológicas y sociales para darle forma y sentido a la conducta desadaptada así como también a los estados mentales que a menudo nos conducen a ella.
Es muy probable y seguramente también en muy común, que los seres humanos seamos vulnerables y resilientes de manera específica, es necesario que cada persona detente un perfil de recursos y responsabilidades. Pero no sólo es necesario el perfil, además debe contarse con métodos para ser capaces de reducir vulnerabilidades e incrementar la capacidad de resiliencia. Las siguientes perspectivas teóricas que se describen, enfocan estas necesidades de diferentes maneras. Por ejemplo, las teorías biológicas se enfocan en intervenciones somáticas, como medicamentos; el psicoanálisis procura ayudar a las personas a enfrentar los pensamientos y emociones perturbadoras de manera más eficaz; las teorías conductistas se ocupan de tratar de modificar tipos específicos de comportamientos indeseables; mientras tanto, las teorías cognitivas se han desarrollado técnicas terapéuticas para cambiar ideas poco realistas.
Si vemos al ser humano como un ser como complejo, donde se combina la biología y la experiencia, en última instancia es necesario encontrar el camino para integrar las variables, los mecanismos y los tratamientos, los cual nos conduce a los elementos inherentes a cada posición teórica. Es necesario entonces, conocer y entender a fondo las perspectivas teóricas, y cómo es posible combinar o integrar algunos de sus aspectos de manera que se pueda tener un mejor panorama del individuo.

La teoría que sustenta la perspectiva biológica de la conducta anormal es que los trastornos mentales son provocados por procesos somáticos o corporales aberrantes. Actualmente se ha extendido bastante el enfoque biológico, y se ocupa en esencia de los factores genéticos y bioquímicos.
Generalmente el estudio de la conducta anormal ha estado vinculado con la medicina. Es así como un buen número de especialistas actuales y anteriores, han empleado el modelo de enfermedad física como base para definir la conducta desviada. Es evidente que en el área de la conducta anormal abunda la terminología médica. La conducta “desviada” se denomina patológica y se clasifica de acuerdo con síntomas de acuerdo con síntomas, a dicha clasificación se le llama diagnóstico. Los procesos diseñados para modificar la conducta se denominan terapias, y se aplican a pacientes en hospitales psiquiátricos. Si cesa la conducta desviada, se dice que el enfermo está curado. Durante la Edad Media, se pensaba que una enfermedad consistía simplemente en signos, y síntomas observables, tales como alergia y temperatura alta. A medida que pasó el tiempo y se fue perfeccionando la ciencia médica. Los síntomas observables fueron atribuidos a problemas de funcionamiento interno
La PERSPECTIVA BIOLÓGICA trata de descubrir los caminos entre los procesos fisiológicos y las funciones psicológicas. A medida que se conoce más sobre el funcionamiento del cuerpo humano, se tiende a suponer que la anormalidad psicológica podría deberse, al menos en parte, a una anomalía en uno o más procesos biológicos. Actualmente se mencionan factores biológicos ligados a la psicopatología. Un ejemplo puede ser, que la herencia predisponga a la persona, debido a un mal funcionamiento fisiológico, a desarrollar esquizofrenia. La depresión puede ser consecuencia de alguna deficiencia en los procesos normales de transmisión neural. Existen investigadores que suponen que los trastornos por ansiedad son provocados por un defecto del sistema nervioso autónomo que ocasiona que la persona se excite con facilidad. En cada caso, se sospecha que cierto tipo de psicopatología se debe a anomalías en algún proceso biológico. La genética conductual se encarga de estudiar las diferencias individuales de la conducta que son atribuibles en parte a variaciones en la dotación genética. La dotación genética total de un individuo, que consta de los genes heredados, constituyen el genotipo, el cual es la constitución genética fisiológica y no observable. Mientras que el fenotipo está formado por todas sus características. El genotipo se constituye desde el nacimiento, mientras que el fenotipo, cambia y se considera como producto de una interacción entre el genotipo y la experiencia. De acuerdo a la diferencia entre el fenotipo y el genotipo, es claro que los distintos síndromes clínicos son trastornos del fenotipo. Por lo que sería incorrecto hablar sobre la herencia directa de la esquizofrenia o los trastornos por ansiedad. Se heredan solamente los genotipos para estas alteraciones. Se puede heredar una predisposición, pero no el trastorno propiamente dicho. El estudio de la genética conductual básicamente se encuentra en el estudio de la comparación de los miembros de una familia y a los pares de gemelos. Un procedimiento es el método familiar y en él se puede comparar a los miembros de una familia porque es posible precisar el número promedio de genes compartidos por dos parientes consanguíneos. Un hijo recibe la mitad de sus genes del padre y la otra mitad de la madre. Por lo que, los hijos de los mismos progenitores son idénticos en el 50 por ciento de sus antecedentes genéticos. Mientras que los parientes menos cercanos comparten menos genes.  En el estudio de los gemelos, se comparan tanto gemelos monocigóticos (GM), como gemelos dicigóticos (HGD). Los gemelos monocigóticos o idénticos se desarrollan a partir de un solo ovulo fertilizado y son genéticamente iguales. Las parejas de gemelos dicigóticos provienen de óvulos separados y en promedio se aproximan genéticamente sólo en un 50 por ciento.   Como ya se mencionó, los genes rigen la vida de las células, pero los genes y el medio ambiente afectan al sistema nervioso, que juega un papel importante en la conducta y el pensamiento anormal. Las investigaciones demuestran que las células nerviosas se alteran por el contacto con el medio ambiente en formas que solo se comprenden en términos generales, pero que influyen en como respondemos al estímulo. Para los investigadores de la conducta no hay no existe controversia de que los genes juegan un papel muy importante en la vida de todos los individuos. ¿Pero que hay de la conducta?
El sistema nervioso está compuesto por miles de millones de neuronas. Cada neurona consta de una estructura diminuta llamada axón, que a su vez contiene neurotransmisores. Estas sustancias químicas son esenciales para transferir un impulso nervioso de una neurona a otra. Una neurona sintetiza y almacena sólo un neurotransmisor principal. Los neuropéptidos (cadenas de aminoácidos), que sirven como neurotransmisores auxiliares, pueden estar almacenados en una neurona ya sea con otro neuropéptido o con un neurotransmisor principal. Cuya acción apoya o modifica. Los impulsos nerviosos pueden ocasionar que las vesículas liberen sus sustancias transmisoras, que inundan la sinapsis y pueden después estimular una neurona adyacente. Las moléculas de un transmisor se introducen en sitios receptores de la neurona postsináptica y posteriormente transmite el impulso.
Actualmente se han identificado diferentes neurotransmisores principales que participan en la psicopatología, entre ellos norepinefrina, epinefrina, dopamina y serotonina. Existe un transmisor cerebral de cierta importancia llamado ácido gamma-aminobutírico (GABA), el cual inhibe algunos impulsos nerviosos y aparentemente participa en los trastornos por ansiedad. Para entender las teorías e investigaciones que convergen entre los neurotransmisores y diferentes psicopatologías, es mención señalar que dichas teorías indican que un determinado trastorno puede deberse a un exceso de un transmisor en especial (por ejemplo, la esquizofrenia es resultado de demasiada dopamina. La ansiedad es resultado de una disminución de GABA.  Cada uno de los neurotransmisores se sintetiza en la neurona a través de una serie de pasos metabólicos, que casi siempre empiezan con un aminoácido. Demasiado  o poco de un transmisor en particular podría ser consecuencia de alguna deficiencia en estas rutas metabólicas.LA PERSPECTIVA BIOLÓGICA ha resultado provechoso por las terapias que aplica, pero también a las cuestiones emanadas por el interés científico. Por ejemplo ¿hasta qué grado puede considerarse a la conducta desadaptada como una enfermedad? Si puede hacerse que la conducta extraña de los esquizofrénicos disminuya de intensidad o desaparezca como resultado de tomar ciertos compuestos químicos, ¿puede considerarse la esquizofrenia meramente como el resultado de un trastorno específico del sistema nervioso? Desafortunadamente este tipo de preguntas no suelen contestarse con toda certeza.  Los límites entre la salud y la enfermedad están lejos de ser claros, en parte debido a la influencia de los factores psicológicos, sociales y culturales. Además se han presentado casos en el que el tratamiento psicológico de los esquizofrénicos ha producido marcadas disminuciones de la conducta extraña. En vista de los diversos factores que afectan a la gente, una perspectiva resolutiva orgánica sería demasiada simplista. En cambio, un modelo que incluye a la conducta desadaptada como el producto de factores que interactúan, tiene más probabilidades de traspasar el tiempo. La perspectiva biológica ha incrementado la comprensión de un conjunto de estos factores.
PERSPECTIVA PSICODINÁMICA El desarrollo del  psicoanálisis y de todo el enfoque psicodinámico, fue en parte una reacción al énfasis del enfoque biológico sobre el estado físico de la persona. La teoría psicodinámica está basada en la idea de que los pensamientos y emociones son una fuente extremadamente importante en la conducta. Freud creía que eventualmente toda la conducta podría explicarse por los cambios corporales; sin embargo, debido a que en el tiempo en el que él trabajo sobre las relaciones entre el cuerpo y la personalidad se sabía tan poco sobre estas relaciones hizo poco hincapié en ellas. Los enfoques psicodinámicos sobre la conducta suponen que, en diversos grados, la conducta observable “respuestas abiertas”, es una función de los procesos intrapsíquicos “eventos ocultos”. No todos los teóricos psicodinámicos  hacen énfasis en los mismos eventos internos y en las mismas fuentes de estimulación ambiental, pero en lo que si están de acuerdo es que la personalidad adquiere su forma por una combinación de eventos internos y externos, siendo más importante los internos. Debido a que los pensamientos y sentimientos no son directamente observables, los teóricos psicodinámicos deben inferirlos de la conducta visible. Como otros neurólogos bien entrenados de su tiempo, Freud usó la hipnosis para ayudar a sus pacientes a liberarse de sus síntomas histéricos. Toda vez que algunos de los pacientes no eran fáciles de hipnotizar y toda vez que algunos buenos resultados no eran duraderos, Freud comenzó a desarrollar su método del psicoanálisis en l que los pacientes recordaban sucesos olvidados sin el uso de la hipnosis. En las teorías de Freud hay dos suposiciones fundamentales: el determinismo psíquico y la dimensión consciente-inconsciente. El principio del determinismo psíquico afirma que toda conducta, ya sea manifiesta (como un movimiento muscular) u oculta (como un pensamiento), es determinada por procesos mentales anteriores. En esta forma el determinismo psíquico es un principio de causalidad. El mundo real o exterior y la vida psíquica privada del sujeto se compaginan para decidir todos los aspectos de su vida. Supuso que los procesos mentales, como los pensamientos y las fantasías, varían en la facilidad con que llegan hasta la consciencia del individuo. Los aspectos de la vida mental de los que nos damos cuenta, son conscientes. El contenido de la mente de lo que no nos damos cuenta, es preconsciente. El contenido de la mente del que nos damos cuenta sólo con gran dificultad, es el inconsciente. Freud afirmó que en el conflicto humano participan impulsos ocultos. Se refirió a ellos como la libido o energía psíquica, y creyó que eran análogos a la reserva física del individuo. En general, la libido puede considerarse como un deseo de placer, particularmente de satisfacción sexual. Debido a que Freud enfatizaba la importancia de las experiencias de la primera infancia, vio que la personalidad humana se determinaba en parte durante los primeros cinco años de vida, en las etapas oral (primer año de su vida), anal (alrededor del segundo año de su vida) y fálica (que empieza alrededor del tercer y cuarto año). Las dos últimas psicosexuales son la etapa de latencia (aproximadamente de los seis a los doce años) y la genital (que inicia en la pubertad). La importancia de cada etapa psicosexual para el desarrollo posterior consiste en que la fijación ocurra durante esa etapa. La fijación es el hecho de frenar el desarrollo emocional en una etapa psicosexual particular. De acuerdo con el modelo psicodinámico, cada etapa se distingue por características diferentes y, si ocurriera una fijación por distintos conflictos. EL APARATO PSÍQUICO. Para Freud el mundo mental del individuo está dividido en tres estructuras: el id, el ego y el superego. Freud establece una distinción básica entre el ego y el id. El id es una es una reserva de energía psíquica totalmente desordenada. El ego, por otro lado, es un agente solucionador de problemas. Mientras que el id se preocupa simplemente de obtener el máximo de placer, los esfuerzos del ego se dirigen a obtener el máximo de placer, pero dentro de las restricciones de la realidad. El ego es el organizador de la conducta y se usa para satisfacer los deseos del id dentro de las restricciones de la sociedad. El superego es la absorción de los valores sociales, como nos los enseñan los padres, maestros y otras personas. Freud describió dos clases de ansiedad: una que surge de la excesiva estimulación externa, y otra que proviene de la excesiva acumulación de energía psíquica interna. La ansiedad, como el dolor, puede ser una valiosa señal de alarma, pero también puede indicar la incapacidad de hacerle frente a la vida. Los mecanismos de defensa usados por el ego para proteger al individuo de la ansiedad son: la represión, el desplazamiento, la intelectualización, la formación de reacciones, la negación, la proyección, la regresión y la sublimación. Toda la gente los usa en algún momento de su vida. Por eso, el saber cuántas y cuales defensas se usan y con qué frecuencia, son criterios más importantes que la presencia o ausencia de los mecanismos de defensa para evaluar el nivel de adaptación de una persona. 5. El psicoanálisis es una técnica clínica y una perspectiva teórica. Sostiene que las experiencias de la niñez temprana y la persistencia de los pensamientos infantiles durante la edad adulta son las causas de toda la conducta desadaptada. Un aspecto importante del psicoanálisis es el estudio de los sueños y los productos de la asociación libre. A los teóricos que, más que rechazar revisaron las teorías básicas de Freud, se les llama neo-freudianos. Jung, Adler y Erickson son algunos de los neo-freudianos más destacados. En general, los neo-freudianos rechazan el énfasis que Freud puso en la sexualidad como la causa básica de la conducta desadaptada y lo enfocan a las funciones del ego y en las relaciones interpersonales como causa de ansiedad.
PERSPECTIVA CONDUCTUAL. Para sustituir a la introspección J.B. Watson (1878-1958) dirigió su atención hacia  los procedimientos experimentales de los psicólogos que investigaban el aprendizaje en los animales. Fue así como el aprendizaje en vez del pensamiento se convirtió en el tema dominante de la psicología posterior a Watson. Fue en ese entonces que la tarea de la psicología era descubrir cuáles estímulos generaban las respuestas observables. Con esta información objetiva sobre estímulo-respuesta se esperaba poder predecir y controlar la conducta humana. Por tanto, el conductismo es un “método que se ocupa del estudio de conducta observable más bien que de la conciencia”. Aunque por lo general el reforzamiento se interpreta como “recompensa”, este término tiene un significado particular en psicología. Un reforzador es cualquier consecuencia que fomenta la conducta que le sigue. Así, por definición, las conductas reforzadas incrementan su frecuencia o duración. El proceso de reforzamiento podría representarse de la siguiente manera: Conducta---Reforzador---conducta fortalecida o repetida. Existen dos tipos de reforzamiento. El primero llamado, reforzamiento positivo, ocurre cuando la conducta provoca un nuevo estímulo. En cambio, cuando la consecuencia que fortalece la conducta es la desaparición de un estímulo, el proceso se denomina reforzamiento negativo. CONDICIONAMIENTO CLÁSICO. En los inicios del siglo XX, Ivan Pavlov (1849-1936), un psicólogo ruso, descubrió un proceso conocido como “condicionamiento clásico”, en la que las respuestas a nuevos estímulos se aprenden por medio de la asociación. Este proceso involucra respuestas involuntarias (como reflejos, reacciones emocionales y excitación sexual), que son controladas por el sistema nervioso autónomo. Pavlov medía la salivación de los perros como parte de un estudio de su proceso de digestión, cuando notó que los animales empezaban a salivar ante la señal de un asistente que llevaba la comida. Esta respuesta intrigó a Pavlov y lo llevó a sus formulaciones de condicionamiento clásico. Argumentó que la comida era un estímulo incondicionado (EI), el cual provoca salivación de manera automática; esta salivación es una respuesta incondicionada (RI) o no aprendida ante la comida. Posteriormente Pavlov introduce un elemento neutral como encender la luz antes de introducir el alimento. Este proceso de aprendizaje se basa en la asociación: el estímulo neutral (encender la luz) adquiere algunas propiedades del estímulo incondicionado (la comida) cuando se realiza varias veces. Cuando la luz por sí sola puede provocar salivación, se convierte en un “estímulo condicionado” (EC). La salivación provocada por la luz es una “respuesta condicionada” (RC) o aprendida ante un estímulo que antes era neutral. Cada vez que el estímulo condicionado se junta con el estímulo incondicionado, se dice que la respuesta condicionada se está reforzada o consolidada. La desaparición de una respuesta aprendida con anterioridad se conoce como extinción. El condicionamiento clásico es también la base para algunas terapias, tal es el caso de la desensibilización sistemática. Procedimiento terapéutico el cual tiene como finalidad desaparecer una respuesta condicionada. Condicionamiento operante. Una conducta operante es una conducta voluntaria y controlable, como caminar o pensar, que “opera en el ambiente” de un individuo. La mayoría de las conductas humanas so operantes en el individuo. Edward Thorndike (1874-1949) fue el primero en formular el concepto de condicionamiento operante, que él llamaba condicionamiento instrumental. Esta teoría del aprendizaje sostiene que las conductas están controladas por las consecuencias que les siguen. Años más tarde, B. F. Skinner (1904-1990) desarrolló el trabajo de Thorndike y acuño el concepto de reforzamiento central. El condicionamiento operante está relacionado con las conductas, así como por reforzadores, consecuencias que influyen sobre la frecuencia o magnitud del evento al que siguen. Las consecuencias positivas  aumentan la posibilidad y frecuencia de una respuesta. Pero cuando las consecuencias son negativas, es menos probable que la conducta se repita. TEORÍA DEL APRENDIZAJE SOCIAL. Los teóricos del aprendizaje social creen que el reforzamiento no es necesario para el aprendizaje. La observación de la conducta de otras personas, incluso sin práctica, es suficiente para aprender. Este es el aprendizaje por medio del modelamiento. Albert Bandura (1925- ) fue la primera persona que hizo hincapié  en este punto de vista. El aprendizaje social considera que los pensamientos, sentimientos y hábitos son todos importantes para determinar la conducta social. El aprendizaje enfoque experimental usado está derivado de la teoría del aprendizaje. El modelamiento se usa con frecuencia para ayudar a gente a adquirir habilidades sociales básicas de las que carece su ámbito de conductas.
PERSPECTIVA COGNITIVA. La perspectiva cognitiva, hace énfasis en la forma en que la persona adquiere, interpreta y usa la información para resolver los problemas. Así mismo hace hincapié en los procesos mentales que son conscientes o que se pueden llevar al consciente con facilidad. El proceso de  aprendizaje es mucho más complejo que el acto pasivo de formar nuevas asociaciones entre estímulos y respuestas. La persona que aprende es un ser consciente que interpreta activamente una situación con base en lo que ha conocido en el pasado, es decir, filtra sus experiencias. Esta persona acomoda la información nueva en una red organizada de conocimientos ya acumulados, que suele denominarse esquemas. Los datos nuevos pueden encajar o si no lo hacen el individuo que aprende reorganiza su esquema en la medida que lo requiera. Las explicaciones cognitivas se utilizan “no siempre” en la búsqueda de causas de anormalidad, así como de nuevos métodos de intervención. Por ejemplo, un punto de vista bastante frecuente acerca de la depresión, la atribuyen a una disposición cognitiva que es el profundo sentido de desesperanza del individuo.
PERSPECTIVA HUMANISTA EXISTENCIAL. En muchos aspectos, los enfoques humanistas son de naturaleza filosófica, tratan con valores, hablan de la naturaleza de la condición humana, condenan el uso de etiquetas de diagnóstico y prefieren un punto de vista holístico de la persona. De acuerdo a la perspectiva humanista, el ser humano es responsable de sus propias acciones, que no se puede encontrar la identidad en otros y que su vida no está predeterminada. Para la perspectiva humanista las realidades de otras personas son productos de experiencias y percepciones del mundo únicas. Además, el universo subjetivo de una persona (cómo construye los eventos) es más importante que los eventos mismos. Los teóricos humanistas-existenciales suponen que los individuos tienen la capacidad para hacer elecciones libres y son responsables por sus propias decisiones. Creen en la totalidad o integridad de la persona y ven sin sentido todos los intentos por reducir a los seres humanos a un conjunto de fórmulas, para explicarlas simplemente midiendo las respuestas a ciertos estímulos, además asumen que las personas tienen la capacidad de convertirse en lo que quieren, alcanzar sus capacidades y llevar las vidas que mejor les convenga. PERSPECTIVA HUMANISTA. El principal enfoque  es su punto de vista positivo del individuo. Carl Rogers (1902-1987) Es quizá el más representativo de los terapeutas humanistas. La teoría de la personalidad de Rogers (1959) “refleja su preocupación” por el bienestar humano y su “profunda convicción” de que la humanidad es básicamente “buena”, que avanza hacia adelante y es confiable. En vez de concentrarse de manera exclusiva en los trastornos de la conducta, el enfoque humanista se interesa por ayudar a la gente a actualizar su potencial y a mejorar su estado de humanidad. La teoría psicológica humanista está basada en la idea de que las personas están motivadas no sólo por satisfacer sus necesidades biológicas (de comida, calor y sexo) sino también para cultivar, mantener y mejorar el yo.  El yo es la imagen de uno mismo, la parte a la que uno se refiere como “yo” o “mí”.

COMPARACIÓN DE LOS MODELOS


BIOLÓGICO
PSICODINAMICO
CONDUCTUAL
COGNITIVO
HUMANISTA
EXISTENCIAL
PERSPECTIVA COMUNITARIA
Motivación de la conducta
Establecimiento de la integridad biológica y la salud
Influencias inconscientes
Influencias externas
Interacción de las influencias externas y cognitivas
Actualización de sí mismo
Capacidad de tener consciencia de sí mismo; libertad para decidir el destino propio; búsqueda del significado
Valores y normas culturales
Bases para la evaluación
Exámenes médicos, Autoinformes y conductas observables
Historia personal, Autoinformes orales
Datos objetivos, observables, conductas evidentes
Auto-declaraciones, alteraciones en las conductas evidentes
Datos subjetivos, Autoinformes orales
Datos subjetivos, Autoinformes orales, encuentro experiencial
Estudios de normas, conductas grupales; entendimiento de valores sociales y relaciones de minoría-grupo dominante
Fundación teórica
Investigación en animales y humanos, estudios de caso y otros métodos de investigación
Estudios de caso, métodos correlacionales
Investigación con animales, estudios de caso, métodos experimentales
Investigación con seres humanos, estudios de caso, métodos experimentales
Estudios de caso, métodos experimentales y correlacionales
Un enfoque para entender la condición humana en vez de un modelo teórico firme
Estudios de grupos culturales; datos provenientes de la antropología, la sociología y las ciencias políticas
Fuente de conducta anormal
Traumas biológicos, desequilibrios bioquímicos, herencia
Internas: experiencia en la primera infancia
Externas: aprendizaje de respuestas inadaptadas o el fracaso para adquirir respuestas apropiadas
Internas: patrones aprendidos de autoafirmaciones irracionales o negativos
Internas: incongruencia entre uno mismo y las experiencias
Fracaso para actualizar el potencial humano; evitar la elección y la responsabilidad
Conflictos culturales y opresión
Tratamiento
Intervenciones biológicas (fármacos, terapia electro-convulsiva [TEC], cirugía, dieta.
Análisis de sueños, asociación libre, transferencia; encontrar el conflicto inconsciente de la infancia; resolver el problema y reintegrar la personalidad.
Modificación directa del problema de conducta; análisis de los factores ambientales que controlan la conducta y alteración de las contingencias
Entendimiento de la relación entre las autoafirmaciones y los problemas de conducta; modificación del diálogo interno
Reflexión no directiva; no interpretación; brindar consideración incondicional positiva; aumentar la congruencia entre uno mismo y la experiencia
Proveer condiciones para maximizar la consciencia de uno mismo y el crecimiento, a fin de permitir a los usuarios ser libres y responsables
Entendimiento de las experiencias del grupo minoritario, intervención en el sistema social.





BIBLIOGRAFIA
Nice, W. R. PSICOPATOLOGÍA DE LA CONDUCTA ANORMAL (2008). Modelos de conducta anormal (pp.30-92). México: Trillas.
Sarason, I.G. & Sarason; B. R. (1996). Psicología Anormal: El problema de la conducta inadaptada (pp. 31-52). México: Prentice Hall.
Lango, A. J. PSICOPATOLOGIA. COMPRENDIENDO LA CONDUCTA (2010). Modelos de conducta anormal (pp. 72-105). México: UAM. 

1 comentario: